Cómo Diseñar el MENÚ del Restaurante [+PLANTILLAS]

¿Vas a abrir un nuevo restaurante y quieres crear un menú que llame la atención de tus comensales?¿Quieres renovar el menú del restaurante y no sabes por dónde empezar? ¿No sabes si diseñar tú mismo el menú o contratar los servicios de alguien? ¡Estás en el sitio correcto! El menú del restaurante es, junto con el local, el personal y la carta, uno de los primeros impactos que recibe la persona que entra por la puerta. Por ello, este debe estar bien pensado y diseñado para que cumpla con los objetivos de tu negocio de restauración y para que ofrezca una buena experiencia al cliente. Por ello, en esta guía te explicamos como diseñar el menú de tu restaurante paso a paso.

menu del restaurante carta platos

Existen muchos tipos de menús utilizados en el mundo de la restauración que pueden traerle beneficios económicos y ventajas en ventas a tu restaurante. Si bien es una tarea casi artística, y cada hostelero puede realizarla de manera diferente e igualmente exitosa, queremos explicarte todo lo que necesitas saber para elevar el nivel del menú del restaurante.

Con esta guía podrás conocer los tipos de menú más utilizados en la actualidad, las ventajas de contar con un diseño de menú estratégico y acorde a tu local, los elementos que debes tener en cuenta a la hora de diseñar tu menú, así como herramientas y plantillas fáciles que puedes utilizar para que tú mismo en el diseño del menú de tu restaurante.

Qué es el menú del restaurante y para qué sirve

Para comenzar, es importante aclarar la diferencia entre menú y carta, en el ámbito de la restauración. El menú es la oferta creada por el hostelero, que incluye un conjunto determinado de platos, con un precio cerrado y no unitario, y que generalmente incluye primer y segundo plato, postre y bebida, aunque puede organizarse de otras formas. Ya sea física o digital, la carta del restaurante es la disposición de toda la comida y bebida ofrecida en el local, con su precio por unidad o ración, y que los consumidores pueden libremente elegir, sin límite de cantidad o combinación.

El menú de un restaurante no se debe confundir con la carta. El menú es la disposición de platos mientras que la carta es el elemento en el que se plasma, y puede ser un documento físico o digital, una pizarra, una pared o una pantalla.

Resulta fundamental que comprendas que el menú no solo sirve para poner en conocimiento de tus comensales los platos que pueden elegir, sino que es una herramienta clave de marketing y un reflejo de tu marca. Por lo tanto, debe existir una congruencia especial entre el concepto de tu restaurante y los platos que conforman el menú, así como la disposición que estos tienen en la carta y el mensaje que proyectan en su conjunto.

Tipos de menú más utilizados en restaurantes

Aunque puedes ser tan creativo como gustes en tu restaurante, existen prototipos de menú más extendidos en el mundo de la restauración, que la mayoría de los hosteleros utilizan. No te recomendamos utilizarlos todos al mismo tiempo. Elige aquellos que mejor se adapten al concepto de tu restaurante y que faciliten el servicio. Los mencionados prototipos son:

  • Menú del día: También conocido como menú diario o menú de la casa, es una de las alternativas más económicas que ofrecen los restaurantes. Su nombre se debe precisamente a la variación diaria de los platos, en función del abastecimiento y demanda. Suele incluir un primer y un segundo plato, acompañados con ensalada, bebida, postre y pan.
  • Medio menú: Es muy similar al menú del día, con la diferencia que suele incluir solo un plato, acompañado con ensalada, bebida, postre y pan. Está pensado para trabajadores que necesiten comer fuera pero a un menor precio incluso que el menú del día.
  • Menú ejecutivo: También es similar al menú del día pero suele tener un precio más elevado, debido a mayores exigencias en cuanto a calidad y variedad de los platos. Se ofrece a ejecutivos y empresarios para sus reuniones de negocio o trabajo.
  • Menú fijo: La mayoría de los restaurantes lo tienen por defecto, y lo varían con muy poca frecuencia, para no decir ninguna. Contiene el listado de todos los platos y bebidas que se pueden ordenar en el restaurante, con su precio unitario o por ración.
  • Menú cíclico: Está basado en el uso de alimentos de temporada, que disminuyan los costos de abastecimiento y transporte de materias primas desde muy lejos. Son muy rentables y sostenibles.
  • Menú gastronómico: Conjunto de platos que se componen del mismo ingrediente base, generalmente para realzar la gastronomía típica de una localidad antes el turismo o eventos especiales.
  • Menú para llevar: No es lo usual hoy en día, pero algunos restaurantes cuentan con un menú diferenciado para aquellos que consuman en el local y los que pidan para llevar.
  • Menú degustación: Consiste en la preparación de platos en pequeñas porciones. Esta experiencia gourmet es muy utilizada para probar la rentabilidad y popularidad de innovaciones del chef para, en dependencia de su aceptación, añadirlas posteriormente a la carta.
  • Menú concertado: Se utiliza para la celebración de eventos, ya sean bodas, cumpleaños, aniversarios, o cenas de empresa. Se acuerdan con anterioridad todos los detalles del evento, su fecha y hora, número de comensales, preferencias del menú y precio fijo, que no necesariamente tienen que coincidir con la operación diaria del restaurante.

Ventajas de diseñar el menú del restaurante estratégicamente

Ya no solo vale que tengas un diseño bonito en la carta de tu restaurante, sino que este debe estar basado en estudios científicos y psicológicos que maximicen tus ventas. La ingeniería de menú consiste, de manera simplificada, en crear un gráfico con ejes X e Y (que representan popularidad y rentabilidad), para situar cada preparación en uno de los cuatro cuadrantes: estrella (alta rentabilidad y popularidad), caballo (baja rentabilidad y alta popularidad), puzzle (alta rentabilidad y baja popularidad), y perro (baja rentabilidad y popularidad).

Una vez realizados estos análisis, puedes combinar estratégicamente tus productos y ofrecerlos en tu restaurante en menús previamente establecidos, como los mencionados con anterioridad. Esto te permite equilibrar entre platos con alta y baja rentabilidad y popularidad, para maximizar los beneficios de tu local. Por ejemplo, en el menú diario, puedes ubicar un platillo caballo con un puzzle. El primero será el encargado de atraer al cliente por su alta popularidad mientras que el puzzle será el encargado de dar rentabilidad al pedido.

No necesariamente tienes que ofrecer al mismo tiempo todos los tipos de menús mencionados en el apartado anterior. Solo debes aprovechar las oportunidades que se presenten: eventos en los que ofrecer tus preparaciones en menús concertados; si tu local está ubicado cerca de oficinas u hoteles de alto standing, tener a disposición de los comensales el menú ejecutivo; si estás en una zona más sencilla pues el menú del día y el medio menú. En días de poca afluencia de comensales puedes preparar menús degustación para atraer clientes, y aprovechar las tendencias sostenibles con el menú cíclico.

Cómo elaborar el menú del restaurante correctamente

Ahora que ya conoces la diferencia entre menú y carta en tu restaurante, así como los tipos de menú que puedes ofertar en tu negocio de hostelería, es importante que elabores correctamente el (o los) menú del restaurante. Para ello, te hemos preparado una serie de pasos indispensables que debes seguir para conseguir menús apropiados y que faciliten la vida de tus clientes.

#1 Establece el público objetivo de los menú del restaurante

El primer paso de todo modelo de negocio y plan de marketing es identificar el tipo de cliente al que se dirige tu oferta, a lo cual se le llama buyer persona. Este buyer persona es la representación del cliente ideal para tu producto o servicio, y es importante conocer su sexo, su edad, su ubicación geográfica, su capacidad económica, sus intereses, sus aficiones e incluso datos sobre su vida personal, ya que con estos datos puedes crear contenido y definir estrategias efectivas. El disponer del perfil biográfico, demográfico y psicológico de los consumidores puede generar un impacto muy positivo en tu negocio de restauración.

Si ya tienes creado tu restaurante, es probable que hayas definido tus buyer persona hace tiempo. Si estás en proceso de crearlo, te recomendamos que sea el primer punto de análisis. Conocer a tus clientes, y preparar una oferta que se adapte a sus necesidades y preferencias, suele ser un factor de éxito de muchas empresas.

En el caso de tu menú del restaurante, el público objetivo no tiene que ser necesariamente el mismo que el de todo el negocio. Por ejemplo, si tienes un restaurante de comida internacional céntrico y te diriges principalmente a turistas, con ubicación cercana a oficinas, puedes considerar preparar menús ejecutivos para reuniones de empresarios.

#2 Define la oferta gastronómica que va a conformar el menú

La oferta gastronómica es uno de los factores clave en la identidad del restaurante. Es fundamental en la definición del tipo de restaurante, su posicionamiento en el mercado, el tipo de clientes y la capacidad de generar ventas, siendo sostenible a largo plazo. Por ello, es crítico tener una oferta gastronómica bien definida.

La elaboración de tus menús no es la excepción. En función del público objetivo que hayas definido en el punto anterior, define la oferta gastronómica que lo va a componer, es decir, selecciona los platos individuales que van a conformar el menú.

En este sentido puedes aprovechar para combinar platos de alta popularidad que atraigan clientes con otros menos populares y más rentables. De esta forma, aumentas tus ingresos y rentabilidad. Ten en cuenta preferencias o tendencias, como la comida healthy o vegana.

#3 Calcula costos y establece precios para tener menús rentables

Ahora toca validar los menús que elaboraste. Calcula los costos de tu menú en función de los costos individuales de cada plato que lo conforma. Ofrece un descuento por comprar el menú para que sea más tentador, pero que esté siempre por encima de tu punto de equilibrio, es decir, de la línea que divide costos de ingresos.

Tus menús deben ser estratégicamente elaborados para que no solo satisfagan las necesidades y preferencias de tus clientes, sino para que sean otra fuente de ingresos de tu restaurante, estable y que te permita vender platos de menor popularidad o con ingredientes que estén cerca de perecer. Así que no solo incluyas tus platos estrella o de mayor preferencia, también aprovecha los menús para vender aquello que necesitas con mayor urgencia o para probar la reacción de tus clientes a nuevas preparaciones antes de ponerlas en la carta.

#4 Define los soportes de tu menú del restaurante

Una vez tengas el o los menús elaborados, llegó la hora de definir los soportes en los que los tendrás público. Lo más recomendable es que incluyas los menú en el sitio web del restaurante. De esta forma, tus clientes reales y potenciales podrán consultarlos antes de llegar y compartirlo con familiares y amigos. Otro soporte que te recomendamos es el código QR. Es decir, que tengas ubicado un código QR con los menú del restaurante en un sitio visible y accesible para tus clientes.

Si tu restaurante tiene presencia en las redes sociales, este sería otro sitio recomendado para publicar y dar visibilidad a tu menú, sin importar el tipo que sea. Un último consejo es que no abandones los métodos tradicionales del todo, e incluyas tus menús en pizarras, carteles, folletos, cartas físicas, o cualquier otro soporte físico convencional.

#5 Publica y promociona tu menú del restaurante

Una vez hayas seleccionado los soportes adecuados para tu público objetivo, es hora de darle promoción e incitar a tus consumidores a compartirlo. Si te diriges a clientes con mayor preferencia por los medios analógicos, ofrece tarjetas de presentación o folletos al terminar su comida, para que puedan enseñarlo a familiares y amigos.

Si tienes clientes con mayor preferencia por la digitalización, invítalos a compartir su experiencia en redes sociales, dar valoración a tus servicios y realizar sugerencias. Comparte tú también sus fotos o vídeos para hacerlos sentir especiales.

Consejos para diseñar y optimizar el menú del restaurante

Ahora que ya sabes los tipos de menú que puedes presentar en tu negocio de hostelería, cobra vital importancia que les des una buena presentación visual, para encantar a tus comensales. Como hemos dicho con anterioridad, puedes utilizar para ello una carta física o carta digital, un tablón, las paredes de tu local, una pantalla, ¡todo vale!

En cualquier caso, deberás establecer una disposición de los platos, información sobre ellos, los precios, entre otros aspectos, y que lo compartas en tu sitio web, redes sociales o a través de campañas de email marketing. Es fundamental que elijas un diseño claro y breve, fácil de leer por tu cliente, con categorías cuidadosamente seleccionadas según el concepto de tu restaurante y ordenadas de manera lógica, de forma que tu comensal pueda encontrar en cuestión de segundos lo que le apetece.

Como te mencionamos con anterioridad, la ingeniería de menú está basada en estudios psicológicos y de neuromarketing, que permiten una mejor disposición de los elementos en la carta. Algunos de los más utilizados te los explicamos a continuación:

Diseña el menú del restaurante acorde al concepto

Independientemente del tipo de menú que estés mostrando, es fundamental que el diseño se corresponda con el concepto de tu restaurante. Si tu local cuenta con un ambiente minimalista o elegante, la carta debe reflejarlo. Si por el contrario es más juvenil o casual puedes incluir fotos de algunos platos destacados, mezclar fuentes y tamaños, poner sugerencias.

Este proceso debe ser anterior a la creación de menú, es decir, debes haber establecido el concepto de tu marca y el resto de los elementos deben estar en correspondencia con esta. Los tipos de menú que ofrezcas, así como el diseño que elijas para la carta, deben estar en función de lo anterior para lograr una sinergia entre todos y transmitir adecuadamente.

Ofrece platos más autóctonos para diferenciarte

Si algo bueno ha traído la globalización es que ahora se valoran más los elementos autóctonos, siendo la gastronomía una de sus máximas expresiones. Los platos típicos de una región o época son una experiencia exótica que los forasteros aprecian, mientras más intrincado el sitio y mayor sea su enfoque culturan, mayor valoración tendrá por parte de los clientes.

Aprovecha este fenómeno dando un toque más étnico a tus platos, tanto en los ingredientes como en el nombre y la descripción, siempre y cuando se mantengan en función del concepto de tu restaurante. Es decir, no tiene sentido que representes una región de Italia y que tus preparaciones sean asiáticas. Todos los elementos deben estar en sinergia uno con el otro.

Limita las opciones para disminuir la disonancia en tus clientes

Este fenómeno es muy común en el proceso de compra e implica que, mientras más opciones tiene el consumidor, menos satisfecho se sentirá con su elección, sabiendo de otras tantas que podía haber elegido. Ante esta situación, opta por asegurar la variedad empleando pocas opciones en la carta. Es decir, intenta utilizar varios ingredientes base en pocas preparaciones. No tiene sentido que ofrezcas 15 platos solo a base de pollo, solo en caso de que el concepto de tu restaurante tenga esta carne como especialidad.

De esta forma le será más sencillo a tu comensal elegir su plato y estar plenamente satisfecho con su elección. Mientras menos tiempo le tome hacer el pedido, más rápido tendrás la mesa libre y podrás utilizarla con otros clientes. Los estudios indican que se deben utilizar hasta seis opciones por categoría para locales de comida rápida ; de lo contrario utilizar hasta diez.

Ubica estratégicamente tus platos en el menú del restaurante

Sin importar el tipo de menú, estudios indican que los primeros y últimos platos de la lista son los que más captan la atención de los clientes. En estas posiciones debes ubicar tus productos estrella y puzzle, para propiciar su consumo y aumentar tu rentabilidad. Los productos caballo y sobre todo los perros, deben ir en el centro de la lista, donde es menos probable que los clientes fijen su atención.

Esta es una clara de estrategia para influir en la decisión de compra. Los platos más visibles deben ser los de mayor rentabilidad para el restaurante. Muchas veces se suelen ubicar también en pizarras con letras muy grandes, carteles lumínicos o en un espacio dentro de la carta física, resaltados como sugerencia del chef o platos más populares. De esta forma, te aseguras su consumo al contar con la prueba social.

Aplica el copywriting a la descripción de los platos

Los platos bien descritos venden más. Una descripción exhaustiva anticipa la experiencia al comensal. Es por ello, que muchos ingenieros de menú recomiendan ser muy artísticos y descriptivos a la hora de nombrar un plato, dando además la sensación de ser muy lujoso o, por el contrario, de contar con una referencia familiar, como los platos de la abuela.

El copy de un menú o carta es una herramienta muy efectiva. Puede hacerle sentir a tus comensales que el plato que van a degustar es muy sofisticado y difícil de preparar, aumentando el valor y la percepción que tienen del mismo, y con ello el precio que están dispuestos a pagar.

Elimina los céntimos del precio para un menú más limpia

Los precios terminados en 9 o en 5 son más apetecibles a ojos de los clientes. Al ver un 19,95 se tiende a redondear por defecto, aunque en realidad esté más cercano a 20. Esto es una estrategia ampliamente utilizada en todos los sectores. El clásico 9,99 que al final es 10 pero todos psicológicamente asociamos a menos.

Sin embargo, algunos expertos consideran que establecer precios sin céntimos hace ver a la carta más limpia y directa. Es decir, puedes continuar estableciendo precios terminado en 5 o 9 pero sin decimales. Este truco generará un efecto visual de orden y limpieza en tu carta, mejor que si los comensales tienen que lidiar con un montón de números en su lectura rápida de los platos.

Utiliza platos caros para que los demás parezcan baratos

Algunos ingenieros de menú recomiendan sacrificar una preparación en la carta con un precio superior al resto y ubicarlo al inicio o al final del listado de platos. Casi ningún comensal lo pedirá, no obstante, llamará mucho su atención por la ubicación y, al comparar el resto de los platos con ese precio, los hará parecer razonablemente baratos.

Lo mismo sucede con las porciones, que suelen tener precios desproporcionados. Los precios establecidos para la porción grande conducen a los clientes a pedir la porción pequeña, que es la rentable para el hostelero y la que quería vender desde un inicio. Estos señuelos influyen en la decisión de los consumidores y te permiten hacer una mejor gestión de tus productos puzzle.

Elimina el símbolo de divisa del precio para aumentar el gasto

Estudios indican que los clientes asocian el símbolo de la moneda con mayores gastos, es decir, les recuerda que están gastando dinero al salir a comer. Esta asociación es inconsciente y se produce con el elemento visual. Es por ello que muchos expertos recomiendan eliminarlo de la carta, y ubicar únicamente el número que corresponda al precio.

Los estudios aseguran que los clientes ordenan más cuando las cartas no incluyen los símbolos de la moneda y solo aparece el número, porque se elimina la asociación directa con el gasto. En realidad puede parecer muy simple, pero cada detalle influye en las decisiones de compra y pueden beneficiar o perjudicar tu negocio, por eso es importante que los conozcas y apliques como ventaja.

Programas para diseñar el menú del restaurante

En la actualidad existen numerosas herramientas de diseño intuitivas y fáciles de utilizar, con las que podrás diseñar los menús y sus correspondientes cartas para tu restaurante. Ten en cuenta que otras herramientas requerirán un dominio más avanzado, pero también brindarán mejores resultados. Selecciona hacerlo por tu cuenta o solicita ayuda de un profesional teniendo en cuenta tu presupuesto y el tiempo que emplearás en terminarlo, así como el resultado final que pretendas obtener. Te compartimos algunas de las herramientas de diseño que puedes utilizar:

Adobe Photoshop

Adobe Photoshop es quizás el programa de retoque fotográfico más conocido. Puede usarse para fotografías y para imágenes digitalizadas. Además, también se puede usar para crear y editar gráficos. Cuenta con múltiples herramientas, las cuales te permitirán retocar las imágenes para que queden totalmente a tu gusto. La única desventaja de este programa es que resulta bastante complejo de utilizar y requiere mucha práctica para aprovechar al máximo sus funcionalidades.

Affinity Photo

Affinity Photo se ha convertido en la primera opción para los profesionales de la fotografía y la creatividad de todo el mundo, quienes adoran su velocidad, potencia y precisión. Esta aplicación esencial revolucionará tu forma de trabajar, ya sea para editar y retocar imágenes, crear composiciones completas de varias capas o crear bonitas pinturas rasterizadas. Además, es el único editor de fotos completo integrado en macOS, Windows e iOS.

Photodirector 365

Photodirector 365 cuenta con poderosas herramientas de edición, llamativos efectos visuales, avanzados controles de color e intuitiva edición por capa, para crear impresionantes imágenes. Con esta herramienta, puedes dar movimiento a tus fotografías. Una de sus principales ventajas es que cuenta con un banco de imágenes de Shutterstock y Getty Images.

Adobe Lightroom

Adobe Lightroom es el servicio en la nube que te ofrece todo lo que necesitas para crear, editar, organizar, almacenar y compartir tus fotos en cualquier dispositivo. Las sencillas herramientas como reguladores y ajustes preestablecidos te permiten crear fotos con el estilo que tú quieras. Empieza en dispositivos móviles, la web o el escritorio. Tus ediciones se aplicarán en cualquier parte de forma automática.

Canva

Canva es una herramienta con la que podrás editar imágenes fácilmente sin que necesites tener ningún conocimiento sobre diseño. Incluye muchas plantillas prediseñadas, así como distintos tamaños personalizados para los diferentes medios sociales. Además, cuenta con un banco de imágenes (de pago o gratuitas). Es el programa por excelencia para las personas que no tienen excesivos conocimientos de diseño.

Corel Paintshop Pro

Corel Paintshop Pro es un editor de fotos profesional y asequible todo en uno. Tanto si quieres hacer correcciones con un solo click, como tener herramientas de edición avanzada de fotos, puedes hacerlo más rápido y de manera más sencilla gracias a la eficacia de Inteligencia Artificial. Edita, retoca y corrige tus fotografías con una completa gama de herramientas diseñada para todos los niveles de experiencia.

Plantillas para diseñar el menú del restaurante de forma fácil y rápida

Si el diseño no es lo tuyo, cuentas con poco tiempo y presupuesto, o simplemente los modificas con mucha frecuencia, puedes utilizar plantillas fáciles para diseñar tu menú del restaurante. De esta forma te ahorras muchas molestias. Solo debes elegir la que más te guste y sustituir los elementos por los tuyos: platos, descripción, precios, imágenes. La única desventaja es que no será un trabajo auténtico ni original, y probablemente otro local ya la esté utilizando también. No obstante, es una solución rápida y gratuita. Algunas plantillas que te pueden ayudar son:

Plantillas de Canva

Las plantillas de Canva para la creación de menús de restaurante te ayudarán a transformar un puñado de fotos de comida y unas cuantas frases picantes en un completo menú de restaurante profesional en pocos minutos, así podrás volver lo antes posible a la cocina. Es muy fácil de usar.

Plantillas de freepik

En freepik también puedes encontrar numerosas plantillas, con diseños de todo tipo. Este sitio te permite la descarga de dichas plantillas y otros recursos que te ayudarán en el diseño de tu menú y carta. Solo necesitas tener a mano las imágenes y el resto de la información sobre los platos que venderás y sustituirlo en la plantilla que elijas de la plataforma.

Plantillas de shutterstock

La plataforma shutterstock es una biblioteca con más de 370 millones de recursos, entre imágenes, videos y pistas de música, disponibles para el diseño y la creación. Te resultará muy fácil de usar. Además, con semejante biblioteca de recurso no necesitarás siquiera imágenes propias de tus preparaciones. Bastará con tomar una semejante de la plataforma.

Plantillas de envatoelements

Las plataforma de envatoelements es otra opción para que selecciones plantillas. Hay tantas que te costará elegir una que transmita 100% el concepto de tu restaurante. Al igual que en los ejemplos anteriores, las plantillas son muy fáciles de utilizar y solo necesitas sustituir los elementos en caso de que tengas poco tiempo o conocimiento de diseño.

Si todo este proceso de diseño te parece muy engorroso o no tienes tiempo para dedicarle, contacta con nosotros y solicita el servicio de diseño de carta para restaurantes. Te ayudaremos con todo lo que necesites para tener los tipos de menús adecuados, reflejados en cartas con un diseño apropiado y acorde a tu local, que transmita no solo tu marca sino la experiencia única que tendrán tus comensales al visitar tu restaurante.

Conclusión: Crea un menú del restaurante atractivo, moderno y que te ayude a vender más

Resulta fundamental que la ambientación, el tipo de comida, la selección de los tipos de menú del restaurante se correspondan con el concepto y la marca de tu restaurante. Aprovecha las oportunidades del calendario o de tu entorno para emplear un tipo u otro de menú y sacarle el máximo provecho a tu operación.

Combina estratégicamente tus platos en menús teniendo en cuenta su popularidad y rentabilidad, para maximizar tus ingresos y rotar tu inventario. Aplica los trucos más utilizados por los hosteleros, basados en investigaciones científicas, para potenciar la disposición de tus preparaciones en tu menú. Puedes utilizar herramientas profesionales o plantillas fáciles de usar por principiantes.

¿Qué te ha parecido esta guía sobre el menú de un restaurante? ¿Quieres maximizar tus ventas y optimizar el diseño de tu menú? ¿Conocías las herramientas y plantillas que te hemos mencionado? ¿Te gustaría agregar otras? Lo último que te pedimos es que dejes un comentario. Da igual que sea o una duda o un simple gracias, pero nos alegraremos mucho de leerlo y responderlo.

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 351

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Publicado por Digitalessen

icono digitalessen
Somos una agencia de marketing gastronómico en la que nuestros clientes son restaurantes que quieren tomarse muy en serio su presencia digital y con ganas de superarse día a día para dar un mejor servicio físico y digital a sus clientes. Por ello, ofrecemos servicios de marketing para restaurantes que se enfocan en ofrecerte resultados reales.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

kit digital para restaurantes bono digital programa digitalizacion pymes autonomos

¿Quieres beneficiarte de hasta 12.000€ del programa Kit digital?

Somos agentes digitalizadores oficiales y ayudamos a autónomos y pymes a conseguir el bono digital y a invertirlo en la digitalización del negocio.
Lorem ipsum dolor sit amet​

Rellena tus datos​

Formulario de inscripción