servicios marketing online

Receta para el Éxito de tu Negocio Digital


20%
curso como crear negocio digital leccion 1

Ingredientes Necesarios para Empezar en Internet


Antes de empezar a cocinar tu negocio digital, es muy importante saber si vas a cocinar un plato dulce o salado. Por ello, este checklist te ayudará a tener a mano todos los ingredientes necesarios antes de ponerte a cocinar con éxito tu estrategia digital. Como en cualquier plan de marketing profesional para crear un negocio o lanzar un producto o servicio, es necesario trabajar con las bases y dejarlas bien claras desde el principio, definiendo muy bien a quién te vas a dirigir, cuál es tu mercado y qué producto o servicio vas a ofrecer.

Puede que pienses que son cosas sencillas, pero uno de los grandes fracasos en los negocios, ya sean físicos u online, es no definir correctamente el mismo desde la base. Y como habrás escuchado millones de veces "No se puede empezar una casa por el tejado, sino que hay que hacerlo desde los cimientos", te animamos a seguir estos pasos y empezar a conocer la estrategia que vas a seguir para lanzar tus productos o servicios.

#1 Define a tu cliente ideal


Es vital conocer bien a tu cliente perfecto. Es la base de un buen plan de de marketing online. El objetivo, una vez lo conoces, es enfocar los elementos de tu marca (imágenes, mensajes y contenidos) y de tus activos digitales hacia el mismo. De esta forma, se sentirá identificado y llegarás a sus insights ocultos, aumentando la posibilidad de que compre tus productos o servicios. ¿Qué datos debes conocer de tu cliente? Deberías de conocer todos estos al detalle: 

  • Sexo

  • Rango de edad

  • Gustos e intereses

  • Necesidades personales o profesionales

  • Situación personal o profesional

  • Situación de compra

Conocer al detalle a tu cliente ideal te permitirá un mensaje más visceral que pueda tocar su "corazoncito" y que el ciclo de compra se acorte. Para ello, debes saber muy bien a quién te diriges y las necesidades de esa audiencia.

#2 Define lo qué haces y ofreces


Una vez que ya tienes claro quién es tu cliente ideal tienes que definir muy bien qué es lo que haces y cómo lo haces. Para así encontrar los mensajes clave de cara a tus clientes o posibles clientes potenciales, y qué desde el principio vayas con pies de plomo. Muchas veces puedes pensar que lo que haces u ofreces lo entiende todo el mundo, pero a veces no se captan clientes por qué no se define muy bien la actividad y sus beneficios. Para ello te recomendamos que te hagas estas preguntas y encuentras respuestas claras y concisas.

  • ¿En qué sector está mi negocio?

  • ¿A qué se dedica mi empresa?

  • ¿Cuántos productos o servicios puedo ofrecer?

  • ¿En qué se diferencia lo que hago de la competencia?

  • ¿Cómo puedo aportar valor a lo que hago?

  • ¿Cómo tu producto satisface sus necesidades?

Haz el ejercicio del "Elevator Pitch" o "Ejercicio del ascensor". Esto consiste en poder dar respuesta en menos de 1 minuto a lo qué haces y cómo lo haces, lo que dura un viaje en ascensor.

#3 Analiza tu mercado y la competencia


Hacer un pequeño estudio de la competencia te va a arrojar mucha luz en las preguntas que acabamos de ver, pero además te va a dar ideas de lo qué te gusta y de lo que no te gusta. Conocer los puntos fuertes y los débiles de los que juegan en el mismo campo te dará muchas ideas. Algunos dicen que ya está todo inventado, pero nosotros creemos que no es así, a todo, absolutamente todo, se le puede dar una vuelta de tuerca y, sin duda, mejorarlo. No se trata de copiar, sino de hacer mejor lo que otros ya hacen. Por ello, fíjate en:

  • La propuesto de valor

  • La puesta en escena de dicha propuesta

  • El precio de los productos o servicios

  • La estructura de su sitio web

  • El tipo de imágenes que utiliza

  • El tipo de mensajes y su voz y tono

  • Acciones que realizan en los perfiles sociales

  • Tipos de contenidos que trabajan en su blog

Conocer a tu competencia no sólo te dará ideas, también podrás ver qué es lo que sus clientes comentan y opinan y eso te dará muchas pistas y un feedback impagable.

#4 Define tu imagen corporativa


Antes de empezar a dibujar y a crear tu imagen digital es fundamental que tengas todo el material listo para que sea más sencillo. Tu imagen corporativa es la que mejor debe hablar de lo que haces y cómo lo haces. En Internet puedes encontrar herramientas que te permiten diseñar un logo, elegir colores corporativos, encontrar imágenes gratuitas, y es una opción. Pero en Digitalessen creemos que invertir en tu imagen digital desde el principio es fundamental si quieres destacar frente a los demás. Estos son los elementos principales en los que debes trabajar:

  • Nombre de marca y de dominio web

  • Claim o slogan de tu negocio

  • Colores corporativos

  • Logotipo

  • Tipografías

  • Fotografías profesionales

Como se suele decir "una imagen vale más que mil palabras". Tu imagen es tu mejor carta de presentación y lo que puede impulsar a tus posibles clientes a la compra, por eso es vital que la diseñes con criterio desde el principio.

#5 Define los objetivos de tu negocio


Una vez que tengas claro todo lo comentado anteriormente, es el momento de establecer cuál va a ser el objetivo de tu web y de todas las acciones de marketing digital en las que vas a trabajar en las siguientes lecciones. Tus objetivos pueden ser diferentes a corto, medio y largo plazo, pero debes definirlos muy bien, por eso tómate tu tiempo. Cada persona puede tener sus propias definiciones de estos plazos de tiempo, en función de su estrategia digital, y nadie te puede decir que son incorrectas, siempre que guarden un mínimo de coherencia. Por ello, te vamos a explicar la diferencia entre ellos (junto con algunos ejemplos para que te quede más claro):

  • Objetivos a corto plazo: Los objetivos de corto plazo pueden definirse de manera semestral (6 meses) en el caso de tratarse de particulares o empresas pequeñas por contar con un flujo de facturación más bajo que el de una gran empresa. En ellos se busca una acción rápida. Por ejemplo, “Para los próximos 3 meses quiero incrementar en un xx% la cantidad de ventas en comparación con el mismo período del año pasado”.

  • Objetivos a medio plazo: Los objetivos de medio plazo son aquellas metas que quieres alcanzar a lo largo de 1 año (también pueden ser bianuales). Básicamente representan las etapas que debes seguir o los escalones que debes ir subiendo para poder conseguir las metas a largo plazo. Por ejemplo, “Mis metas a medio plazo incluyen ser mi propio jefe y tener un negocio funcionando” o “Quiero alcanzar a más de 1000 de usuarios en mi comunidad online”.

  • Objetivos a largo plazo: Los objetivos a largo plazo tienen que ver con cómo ves tu negocio digital al cabo de 5 años o más. En el largo plazo tienes suficiente tiempo y margen de maniobra para redirigir tu estrategia de marketing y tienden a ser más institucionales y difíciles de medir. Por ejemplo, “Quiero posicionarme como la empresa más importante de diseño web de mi sector”.

Ponerte objetivos y metas a corto, medio y largo plazo es muy positivo y motivador. Es importante ser realista y definir objetivos alcanzables y medibles en cada fase de tu negocio online.

Respira hondo y reflexiona sobre todo esto, ya que con todos los ingredientes en tu lista de la compra será mucho más fácil empezar a cocinar tu negocio digital. ¿Te ha gustado la primera lección del curso? Parece algo sencillo pero lo que queremos es que empieces con buen en pie, no hagas tu web por hacerla o empieces a publicar en tus redes sociales sin sentido. Encuentra el porqué de las cosas y todo fluirá positivamente

 
 
[LECCIÓN 1] Ingredientes Necesarios para Empezar en Internet
17 votos (4.6 sobre 5)

 
 

¿Conoces a alguien que le pueda interesar? Comparte

¡Tu turno! Dinos qué opinas y cuéntanos tu experiencia